miércoles, 11 de febrero de 2015

Lo que no es suficiente es no votar, ni votar por obligación

El sentido histórico del abstencionismo nos dice que responde a una crisis de representatividad, de proyectos, de transparencia y corrupción institucional. El abstencionismo puede ser un gesto de apatía o la agudeza crítica del esceptismo político, la diferencia se encuentra en la causa, la consciencia y el propósito. Para que la apatía se vuelva consciente requiere que la persona reconozca los motivos y razones por las que decidió no votar, y articule un comentario o crítica. Para ser coherente con el abstencionismo se debería saber el por qué no se quiere participar en las elecciones: "Nadie me representa" y por que no es suficiente. Lo que no es suficiente es no votar, ni votar por obligación o cerción, y luego no hacerse responsable de las consecuencias políticas.